logotipo wayflyer

El paso con el que Flabelus logró llegar un poco más lejos

Ropa y accesorios

España

https://flabelus.com/

Beatriz de Los Mozos creó Flabelus durante la pandemia. Quería fabricar productos sostenibles tanto desde el punto de vista medioambiental como social, así que fue entonces cuando decidió poner en marcha un proyecto cargado de ilusiones y de éxito.

Para ello, imprimió en el protagonista de su modelo, las zapatillas, la identidad de los personajes de los libros de su vida. Esta ilusión ha conseguido que Jo (Mujercitas) y Gatsby (El gran Gatsby) pisen fuerte allá por donde avanzan los más de 25.000 pares de zapatos que han vendido en todo el mundo desde entonces.

"Nos preocupa mucho la sostenibilidad de todo lo que hacemos, así que estamos muy encima de los proveedores y de los fabricantes para asegurarnos de que se emplean materiales sostenibles de primera calidad”, afirma Beatriz, que añade que este seguimiento es posible porque toda la producción se realiza en España. 

Zapatos

El desafío: crecer sin endeudarse con los bancos

Flabelus, que cuenta ya con más de 500 referencias, se ha construido sobre un modelo sólido en el que se vigila muy de cerca la estabilidad financiera de la empresa, por lo que todo el crecimiento se ha apoyado en los ingresos para garantizar una solidez del balance que repercuta en el valor de la compañía. Sin embargo, Beatriz y su negocio se enfrentaron a la complejidad de gestionar las facturas, que es el motivo por el que buscaron el apoyo de Wayflyer.

Otra de las cuestiones que preocupaban a Beatriz en esta aventura era la gestión del stock, ya que la compañía empezó a funcionar en un año completamente atípico -el de la pandemia- y eso provocó que los ejercicios sucesivos no tuvieran una lectura comparable representativa, ya que las ventas se comportaron entonces de una manera poco tradicional.

La solución: brindar el alcance extra que permite llegar mejor a todo

Este es el punto en el que Flabelus se encontró con Wayflyer, que desde diciembre de 2021 da ese impulso extra que permite abordar mucho mejor los pequeños detalles que podían estar restando impulso al crecimiento de la compañía, que ya está presente en más de 180 puntos de venta en todo el mundo y con una tienda física propia en Madrid. De hecho, el calzado de Flabelus recorre las calles de lugares tan diversos como Latinoamérica, el corazón de Europa o, con especial relevancia, Japón y Corea del Sur.<br><br>“Wayflyer es el complemento que necesitábamos para llegar a donde antes no llegábamos. Nos están ayudando mucho, sobre todo con la gestión de facturas”, señala Beatriz.<br>

“Hemos empezado 2022 creciendo mucho, con más de 4.000 pares vendidos en los dos primeros meses del año, después de que cerráramos 2021 con 21.000 pares vendidos” comentó Beatriz. 

La emprendedora señala que la rapidez y la flexibilidad con la que opera Wayflyer está siendo de gran ayudar para alcanzar los objetivos de crecimiento sin tener que depender en exceso de la financiación bancaria, algo que era muy importante en el diseño del modelo de negocio.

Esta colaboración también ha permitido mejorar los problemas a la hora de calcular el stock, ya que, tal y como reconoce Beatriz, “se ha vendido todo lo que se ha fabricado”, por lo que este impulso extra ha permitido atender todos los pedidos sea la época del año que sea. 

¿Quieres hacer crecer tu negocio de comercio electrónico? Consigue financiación hoy mismo